miércoles, 24 de febrero de 2010

La geometria y el futbol unidos de la mano


Para este nuestro primer post relacionado con la asignatura, nos ha gustado el siguiente artículo el cual une el campo de la geometría, con el deporte, más especifícamente con el fútbol.

“El diseño de los actuales balones de fútbol no es caprichoso, sus 32 caras conforman una esfera casi perfecta. Pero todavía existe una figura geométrica más aproximada a una esfera perfecta, llamada rombicosidodecaedro; probablemente en unos años los actuales balones de fútbol serán reemplazados por esta figura de 62 caras, en un camino iniciado por lo menos hace 2500 años cuando los protofutbolistas griegos jugaban con pelotas hechas de doce trozos de fieltro y rellenos de trapos.El fútbol como espectáculo es quizás el único deporte en el que hay una gigantesca presencia de masas, movilización de enormes capitales e intereses de toda índole; el fútbol, en fin, ha dejado de ser una actividad puramente deportiva para constituirse en fenómeno social de impredecibles consecuencias.

Los 22 jugadores corriendo tras una pelota, un árbitro y dos jueces de línea son los elementos con los que este juego enciende las pasiones de millones de aficionados en todo el mundo que siguen las incidencias de los encuentros y los resultados de estos muchas veces han sido funestos y trágicos.

Para mejorar la capacidad de control de la pelota, la geometría ayudará nuevamente a que este popular juego siga perfeccionándose.
El actual balón de fútbol es un icosaedro truncado que, con una posterior presión interna – conseguida esta vez con aire – se convierte en la moderna pelota de fútbol. Sus doce pentágonos y veinte hexágonos ocupan el 86.74 % de la esfera circunscrita.

Un curioso teorema geométrico nada difícil de probar (Teorema de Euler) sostiene que todo poliedro formado por hexágonos y pentágonos debe contener precisamente doce de éstos, independientemente del numero de hexágonos con que cuente. Obviamente, sendos casos particulares de este hipotético poliedro son el dodecaedro regular, con cero hexágonos y nuestro moderno balón de fútbol con veinte.

Pitágoras describió once de los trece poliedros semirregulares que son menos conocidos que los platónicos, pero sí, más estéticos y agradables a la visión. Todos ellos tienen sus caras formadas por polígonos regulares de dos o tres clases distintas, todos iguales entre sí respectivamente y dispuestos del mismo modo en cada vértice. Desde el sencillo tetraedro truncado, con sólo ocho caras, al gran rombicosidodecaedro, con 62 caras, son todos ellos un prodigio de armonía geométrica.

2 comentarios:

  1. Hola un saludo ! Si sacáis algo de la red deberemos poner un enlace a la fuente.

    ResponderEliminar